La batería

PorAlfredo Soria

La batería

Solo a través del conocimiento profundo de las baterías utilizadas en los sistemas de seguridad, el conseguir el máximo grado de fiabilidad en casos de pérdidas de corriente, es una responsabilidad y objetivo que toda empresa e instalador dentro de este mundillo debe buscar.

Nuestra batería es el máximo responsable dentro del sistema de seguridad capaz de garantizar la continuidad del servicio de nuestro cliente. La alta importancia de este componente es tal, que todo experto en sistemas electrónicos de seguridad no debe aprender sino formar parte de él, grabando a fuego todos los conceptos en nuestra cabeza de este elemento tan importante.

Definición de la batería

Definimos la batería como el componente eléctrico capaz de acumular energía eléctrica y descargar la misma energía a través de procesos electro-químicos, esa doble conversión de energía es la característica principal de las baterías.

La polaridad en las baterías

La polaridad es una de las características más significativas de una batería, durante el proceso electrolítico de la batería, los electrodos que forman parte de la misma tomarán una polaridad diferente. Por ello toda batería está compuesta de un terminal positivo marcado en rojo con símbolo (+) y otro terminal negativo marcado en negro con símbolo (-).

El valor Ah en la batería

El valor Ah indica la carga o consumo eléctrico que pasa en una hora. El cálculo de este valor se toma con la referencia de una batería cargada al 100% y descargada hasta el 20% a corriente constante durante un tiempo determinado (habitualmente 20 horas). Tomando como ejemplo una batería de 7Ah para un tiempo de descarga de 20 horas , el valor de la corriente de consumo será de 350mA

Capacidad carga de la batería en Ah / 20h = Carga de consumo

Composición de una batería

La batería utilizadas comúnmente en los sistemas electrónicos de seguridad está compuesta de ácido y de plomo, y así mismo tendremos el plomo que formará parte del cátodo (-) y del dióxido de plomo para el ánodo (+) bañadas en una solución de ácido entre otros componentes.

Reacciones químicas adversas en las baterías

Esta misma composición de elementos de las que se componen las baterías puede conllevar serios problemas durante sus procesos de cargas y descargas continuas, tendremos que aprender las siguientes reacciones fatales en las baterías.

Gasificación

Una carga excesiva de estas baterías producirá un fenómeno llamado gasificación con el peligro que estas baterías exploten debido a la alta presión generada y al estar selladas.

Sulfatación

El otro fenómeno que debemos controlar será la sulfatación, dicha sulfatación es creada a la formación de pequeños cristales de sulfato de plomo con las descargas del mínimo especificado por el fabricante y cargas incompletas, o por el contrario cuando una batería está descargada por mucho tiempo. Este fenómeno acorta significativamente la vida útil de nuestras baterías.

Temperatura de trabajo

Las zonas climáticas en las que se han instalado dichas baterías puede ser determinante en la reducción de la vida útil de las mismas:

TEMPERATURA DEL

ELECTROLITO

REDUCCIÓN VIDA

UTIL DE LA BATERÍA

25ºC 0%
30ºC 30%
35ºC 50%
40ºC 65%
45ºC 77%
50ºC 87%
55ºC 95%

Autodescarga

Una batería totalmente cargada e inactiva durante mucho tiempo, va perdiendo su carga progresivamente. La rapidez de descarga vendrá dada por el tipo de batería y la temperatura en la que se ha almacenado, decreciendo su carga de una forma más rápida.

Envejecimiento

Toda batería pierde la capacidad en acumular la carga eléctrica con el tiempo, debido a que con cada carga parte de los materiales activos se va perdiendo con los procesos electro-químicos. Por ello las baterías dependiendo de la temperatura de trabajo, procesos en la carga y descarga, suelen tener una duración entre 3 y 5 años máx.

Conclusión

Recordad y valorad el nivel de importancia de las baterías dentro de nuestros proyectos de seguridad, este elemento muchas veces inadvertido pero esencial para mantener nuestro sistema totalmente vigilante. Las posibles intrusiones cuando la red eléctrica a caído por una tormenta, un sabotaje, o un fallo eléctrico no serán motivo para bajar nuestro grado de protección del sistema, pensad que las baterías son nuestro SAI/UPS del panel de alarma, así como si fuesen servidores que requieran una alimentación ininterrumpida para evitar pérdidas de datos.

“Todos seguros y yo me alegro”

Sobre el Autor

Alfredo Soria administrator

Toda una vida dedicada al sector de la Seguridad Privada en la área de sistemas electrónicos de seguridad me han proporcionado un conocimiento profundo y perspectiva de la evolución del sector. "Todos seguros y yo me alegro"

Deja tu comentario

Help-Desk
A %d blogueros les gusta esto: